Literatura,  Periodismo

Los jóvenes leen

Si algo demostró la jornada de joves lectors que se celebró ayer en Barcelona es que el público lector juvenil es el más devoto que tiene la literatura española en la actualidad.

A casi 40 grados de un sábado a finales de junio, casi 50 jóvenes se desplazaron a la biblioteca municipal del distrito de Can Fabra (en Sant Andreu – Barcelona) para estar cerca de editores, traductores, escritores y otros jóvenes tan apasionados de las letras como ellos.

Entre mesas redondas, juegos y sorteos, los participantes pudieron aprender los secretos del sector editorial, escuchar las opiniones de los diferentes profesionales que intervienen en la creación y distribución de un libro y demostrar sus conocimientos sobre el mundo de la literatura.

Unas jornadas que, halagando el trabajo del grupo organizador, no obtuvieron la repercusión que merecían ya que muchos de los participantes abandonaron la reunión al mediodía por motivos diversos y cuyo emplazamiento tal vez no fuera el más ideal para atraer a los principales interesados.

El programa tuvo dos mesas redondas, una por la mañana sobre edición y traducción y otra por la tarde sobre el estado de la literatura juvenil. En la de la mañana intervinieron editores y traductores que hablaron sobre sus experiencias y el estado de su profesión y en qué consiste exactamente su trabajo. Después hubo un turno de preguntas donde se hizo notar el papel de las bibliotecas para incentivar a niños y adolescentes a leer. La mesa de la tarde estuvo íntegramente formada por autores que compartieron sus experiencias, trucos y opiniones sobre su profesión.

Asimismo se realizaron dos juegos con premios literarios incluidos -uno por la mañana y otro por la tarde-; el primero consistió en una gimcana que menos mal que fue corta porque el calor era insoportable. Por la tarde tomó protagonismo el Kahoot, una versión moderna del trivial que sirvió para poner a prueba los conocimientos literarios de los asistentes.

Finalmente, y no por ello menos importante, se habló a primera hora de la iniciativa «lecturas en ruta» de Tramoia cultura; os dejo la info completa aquí.

Si el año que viene suceden de nuevo, estaría muy bien ampliar el catalogo de actividades y buscar un lugar más céntrico para su realización.

Si os gusta la lectura u os dedicáis al sector, os recomiendo fervientemente asistir el año que viene, solo por el esfuerzo de la organización y lo bien que lo hicieron todo, merece la pena darles una oportunidad.

Para estar al día de todo podéis seguirles en su Twitter y en su Instagram

Marta G. Molins

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *