Literatura,  Periodismo,  Reseñas

La vida son dos días, entonces bésame de Roberto Emanuelli

INTRODUCCIÓN

Esta historia empezó cuando me presenté a un concurso de la Editorial Planeta para leer esta novedad antes que nadie. Sorprendentemente resulté ganadora y unos días después del anuncio oficial, me mandaron mi ejemplar. 

Ha sido una buena lectura de verano y una gran experiencia gracias a todo el cariño y atención que he recibido por parte del equipo de la editorial a quienes estoy muy agradecida por la oportunidad y la libertad. 

Sin más preámbulos os dejo con mi opinión sobre esta historia de amor italiana. 

Portada de La vida son dos días entonces bésame

SINOPSIS

Leonardo sólo ha tenido un gran amor en su vida. Se llamaba Ángela y se marchó sin dejar rastro al poco de dar a luz a su hija Laura, diecisiete años atrás. Desde entonces, Leonardo ha tenido muchas relaciones, pero ninguna de ellas ha conseguido conquistar su corazón.
Laura, en plena rebeldía adolescente, se aleja cada día más de su padre y, mientras sueña con descubrir la verdad acerca de su madre, se dedica a buscar el amor en blogs de internet.
El destino, tras recorrer océanos de distancia, será el encargado de proporcionarle las respuestas a todas sus preguntas al final de un sorprendente viaje. Un viaje que para Laura significará encontrar por fin el valor de amar y, para Leonardo, la fuerza para volver a hacerlo.

Apasionada, visceral, emotiva y totalmente sorprendente, La vida son dos días, entonces bésame es la maravillosa historia de amor que ha arrasado en Italia.
El ciclón italiano que te enamorará. 

OPINIÓN PERSONAL

No resulta sorprendente que el libro haya resultado un éxito en Italia y se esté traduciendo a otros idiomas y distribuyendo a otros países. Esta es la lectura ideal para alargar el verano unos días y hacer la vuelta al trabajo más agradable de ser necesario.

La prosa de Emanuelli es excepcional, aunque, para mi gusto, abundan escenas sexuales innecesarias al inicio del relato. Los personajes están bien construidos a excepción de un pequeño dato; Laura, la hija del protagonista, no resulta creíble como chica de 17 años por más que haya leído, su poesía y reflexiones serían más propias de alguien más vivido, igual debería haber sido una chica veinteañera en la universidad (muy probablemente estudiante de humanidades).

Quitando esos detalles de gusto personal, el relato (todos los relatos) están bien construidos e hilados entre sí; un libro para los amantes de la cultura (especialmente la italiana). Un libro creado para todos los lectores que disfrutan viajando por las historias y que disfrutan de una bonita historia de amor con algunos toques de dramatismo y cotidianeidad familiar.

Opino que su potencial público se sitúa en mujeres a partir de los 25 años cuyos gustos coincidan con los citados anteriormente.

Ojalá disfrutéis de esta bonita historia.

Marta Molins

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *